Son los últimos 10 minutos de mi vida teniendo 22 años y de repente me ha entrado una angustia horrible.