En este post expongo los motivos que me han hecho interesarme por el desarrollo web a pesar de haber cursado una carrera centrada en el estudio del hardware. Para ello empiezo con un breve resumen sobre los tres grados universitarios relacionados con la informática que es posible estudiar actualmente en España.

Cuando alguien me preguntaba qué es lo que estudiaba y yo respondía “Ingeniería de Computadores” lo siguiente que escuchaba era un:

  • ¿Y eso qué es?

Harto de tener que explicárselo a todo el mundo, al final opté por decir que estudiaba Ingeniería Informática.

Los tres grados en informática

No obstante, para este post sí que resulta relevante la diferencia entre estos grados. Vamos a ello:

Ingeniería Informática

Es la de toda la vida, sucesora de la “Ingeniería Informática” de 5 años presente en el plan del 98.

Sería la menos “especializada” de las tres, pues trata de igual modo tanto lo que es la parte del desarrollo de software (vulgarmente conocido como programación) como del hardware.

Image of ARM

Ingeniería del Software

Como su propio nombre indica, está especializada en el desarrollo de software. Sería la adaptación de la antigua Ingeniería Técnica en Informática de Gestión del antiguo plan del 98.

Tiene asignaturas relacionadas con la gestión de empresas y el modelado de software que los otros dos grados no tienen.

Ingeniería de Computadores

Adaptación de la antigua Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas. Está especializada en la programación más a bajo nivel (desarrollo de sistemas operativos, sistemas empotrados, desarrollo de drivers), el diseño hardware y la electrónica.

Image of ARM

Ésta es la que he estudiado yo. Me encantaría poder decir que la elegí porque en segundo de Bachiller tenía claro que mi pasión era del diseño hardware, pero la verdad es que fue una mezcla de presión paterna y que vi que en el plan de estudios no había ni Gestión Empresarial II ni Ampliación de Matemáticas.

Acabada esta aburrida introducción, vamos a la chicha.

¿Qué me llevó a éste cambio?

Quiero dejar claro que esto que viene a continuación son únicamente las impresiones que yo me he llevado a lo largo de mi estancia en la universidad, y que están condicionadas por factores y vivencias personales. La única forma legítima de comparar ambos campos sería haberse dedicado a ellos, cosa que yo no he hecho.

Dicho esto paso a detallar algunos de los motivos que me hicieron cambiar de banda:

  • La posibilidad de poder trabajar (e interactuar en general) con personas de disciplinas distintas a la mía (tengo el presentimiento de que los equipos que se dedican al diseño de circuitos integrados no deben ser especialmente variados).
  • La sensación de poder ver los resultados de mi trabajo de una forma más rápida y tangible, tanto por mi cómo por los demás.
  • La sensación de poder que tienes. Gracias al boom de este sector en los últimos años y la cantidad de herramientas nuevas que facilitan muchas de las tareas, tienes la capacidad de construir cosas por tí mismo capaces de tener un efecto relevante en la vida de la gente.
  • Viendo las trayectorias de otra gente que se dedica a ello me daba la impresión de que era más sencillo poder trabajar en compañías pequeñas, tener la posibilidad de trabajar de forma remota y lograr una mayor independencia.
  • A veces tenía miedo de que en un campo tan específico y superpoblado como el desarrollo web pudiese tener problemas de trabajo en el futuro.

Recomendaciones para futuros estudiantes

Si estás pensando en estudiar alguna de estas tres carreras y no tienes ni idea de cuál elegir tengo una buena noticia para tí: a mi parecer, la diferencia entre ellas no es demasiado importante.

En mi caso, recién salido de bachiller me puse a buscar información sobre los distintos grados, examinando los planes de estudios y echándole un ojo al temario que se daba en cada una de las asignaturas del grado. No obstante la mayoría de lo que se explicaba en las fichas docentes no entendía qué quería decir y tampoco era capaz de valorar que era lo que más me interesaba en ese momento.

A pesar de haber pivotado de una carrera centrada en el hardware hacia el desarrollo web, no me arrepiento de la elección que hice en su día por las siguientes razones:

  • Como he dicho, la diferencia de temario entre las tres carreras no es crítica y no te condena a tener que dedicarte a ningún área en concreto.
  • Haber estudiado una carrera centrada en el hardware me ha permitido adquirir conocimientos a los que no habría tenido acceso si hubiese empezado a estudiar directamente sobre desarrollo web.
  • Puedes aprovechar las asignaturas optativas y el trabajo de fin de grado para especializarte en las áreas que más te interesen.

De echo, si tuviese que empezar de nuevo volvería a elegir Ingeniería de Computadores o Ingeniería Informática (a veces echo en falta saber un poco más de matemáticas).

Image of cowsay credits